Desayuno con pieles

En medio de hermosos objetos artísticos, algunas piezas transgresoras y un montón de eruditos del mundo del arte, se oye un grito seguido de un golpe seco. La multitud comienza a amontonarse al rededor de un suceso escandaloso, se ve a los dos encargados de dar primeros auxilios correr por en medio de la gente a través de los pasillos. Marcel, un apuesto y reconocido médico en la sociedad local, corre hacia donde están los paramédicos, con la intención de poner su conocimiento al servicio de quien haya tenido el accidente que ha conmocionado a los espectadores de la exposición.

- ¿Para dónde van con tanta prisa? -Pregunta el médico a uno de los rescatistas mientras corre al lado suyo.

- Una mujer se ha desmayado. -Contesta apurado el joven, tratando de hacerse paso en medio de las miradas curiosas de los asistentes.

- ¿Saben si fue a causa del calor? -Pregunta Marcel, para evaluar la situación mientras se encamina con los dos jóvenes hacia donde debe estar la mujer en el piso. Al ver la desconfianza del joven, él le aclara.

- Soy médico y sí puedo ser de ayuda en esta situación, con mucho gusto me pongo al servicio de ustedes. -La cara del rescatista y de su compañero se suaviza.

- Muchas gracias Doctor, al parecer ha sido la impresión de ver una de las obras del pabellón vanguardista. -Le dice el otro joven, quien se ve interrumpido por una mujer que se les atraviesa entorpeciendo su misión.


- Marcel ¿para dónde vas con tanta prisa?, ¿es por el alboroto?.

- Ha ocurrido un accidente. -Le responde el médico de afán.

- ¿Accidente?, no es un accidente, es solo una mujer mundana que se ha desmayado al primer contacto con la alta cultura. -Le dice Dominique, una mujer conocida por su casquivano comportamiento, quien ha posado desnuda para más de uno de los artistas que está exhibiendo su obra el día de hoy. Su único afán es conseguir que el afamado médico la haga su esposa, lo cual es bien sabido en los diferentes círculos sociales.

- Dominique, te agradecería nos permitieras seguir hacia donde está el paciente desmayado, no sobra que te diga que su condición mundana me es irrelevante. -Le dice algo molesto, pues no es la primera vez que la modelo se le atraviesa en medio de una emergencia.

- Disculpa, pero me parece que los dos jóvenes pueden hacerse cargo de la situación, una persona tan prestigiosa como tú no debe rebajarse a la altura de estas situaciones. -Le dice insinuante Dominique, haciendo caso omiso a las miradas reprobatorias de los jóvenes y del médico, quien con decisión la toma por el brazo y la hace a un lado.

- Disculpa las maneras, pero necesitamos auxiliar a una joven. -Y sin más preámbulos continua su camino acompañado de los dos jóvenes.

- Si me permite decirle doctor, es una mujer hermosa. -Le dice Jean Claude, el primer paramédico con quien habló.

- Estoy seguro de que ella es consciente de su belleza. -Le dice el médico sonriendo.

- Pero parece que usted no lo es doctor. -Le dice Pierre, el otro joven.

- Lo soy, como también soy consciente de que es una mujer mezquina y calculadora, que está buscando un marido médico o al menos un profesional exitoso con quien casarse.

- Y usted doctor está decidido a no ser cazado, ¿verdad?. -Le dice Jean Claude con picardía.

- No por una cazadora como ella. -Le responde mientras comienza a vislumbrar el cuerpo de una joven siendo rodeada por una multitud.



Por lo poco que puede ver es una joven de cabello rubio, con vestido azul claro y un sombrero negro, por la distancia no logra verle la cara, pero el hecho de que sean varios los caballeros que desean auxiliarla, le permite suponer que es una mujer hermosa. Los jóvenes paramédicos se hacen campo y le solicitan al doctor que venga a auxiliar a la mujer, cosa que hace de inmediato. Al acercarse hasta donde está la joven, puede comprobar que en efecto es una joven hermosa, de hecho la ha visto en varias reuniones y cuando acompaña a sus padres a consulta, pues es él quien asiste a su madre por una afección respiratoria a causa del cigarrillo y a su padre por un caso de gota, pero debido a su extremada timidez, no ha podido presentarse y cortejarla como siempre ha deseado.


De manera delicada le pide a los asistentes que le den un poco de espacio para que la mujer pueda respirar, de su bolsillo saca unas sales de amoniaco que traía para una paciente que iba a visitar en la tarde y se las pone cerca de la nariz, con el fin de que recupere la conciencia.


Poco a poco la mujer comienza a recuperar el conocimiento, mientras que a su al rededor se puede oír a la multitud opinando no sólo del hecho de que ella se haya desmayado, sino de la obra que ha causado semejante revuelvo, en medio de todas las voces, reconoce la de su amigo el artista y padre del surrealismo André Bretón quien dice:


-No debemos dudar en desconcertar las sensaciones.

- Creo que la joven se ha desconcertado en extremo. - Le contesta Meret Oppenheim, la responsable de la obra y una de las pocas mujeres que ha logrado abrirse paso en el movimiento artístico surrealista, conocido por su apreciación de la mujer como musa, más no como artista.

- Como te dije desde que vi esta maravillosa pieza, es el perfecto objeto surrealista. -Oye el médico que le dice André Bretón a Meret Oppenheim.

- Bueno la verdad es que cuando lo comentamos con Pablo (Picasso) y Dora (Maar), al menos con este juego de té no se me enfriaría el café… -Las risas de los asistentes no se hacen esperar.


- Doctor Marcel... -Le llama la mujer saliendo de su episodio con la voz un poco apagada.

- Señorita, ¿se encuentra usted mejor? -Le dice entusiasmado el médico.

- ¿Qué me ha pasado? -Le pregunta un poco perdida y algo abochornada al ver todas las personas que se han congregado a su alrededor.

- Se ha usted dejado desconcertar por una extraordinaria obra de arte. -Le dice el André Bretón a la mujer.

- ¿Cómo? -Pregunta sin entender lo que está diciéndole el artista.

- Lo que mi muy poco acertado amigo trata de decirle es que se ha desmayado usted. -Le dice Marcel a la mujer, mientras le lanza una mirada de reproche a su amigo Andre, quien al reconocer a la joven como el objeto de deseo del médico, comienza a llamar la atención de la multitud que rodea a la pareja, con el fin de darle algo de privacidad a su amigo, para que por fin logre cortejar a la mujer de quien está enamorado.

- Yo, pero si nunca me había pasado, ¿por qué...? -Le dice la mujer confundida.

- Al parecer fue al ver una obra de arte que está en este pabellón. -La declaración del médico, quien la tiene nerviosa pues le está tomando el pulso con sus delicadas y varoniles manos, la hace recordar la impactante taza.

- ¡¡Un te!!. -Le dice.

- Desea que la invite a una taza de te. -Le dice el médico aprovechando la oportunidad, ofreciéndole su brazo para que pueda ponerse de pie de nuevo.

- Estaría encantada doctor Marcel. -Le dice la joven mientras toma el brazo que el doctor le ofrece, después de todo, ella siempre ha tenido un enamoramiento secreto del doctor de sus padres, de hecho esa ha sido la razón por la cual ha asistido a miles de exposiciones, operas y distintos eventos culturales, con la intensión de encontrarlo, quien iba a decir que la impresión que le causó el objeto peludo le ayudaría a lograr su objetivo.

- Creo que la joven se refiere al juego peludo de té, doctor. -Le dice Pierre, pero para ese momento los dos enamorados ya no le prestaban atención a los demás asistentes, porque como el padre del surrealismo dijo en alguna oportunidad... El amor está antes que usted.



P.D. Este cuento fue inspirado en la mujer que se desmayó al ver la obra de Meret Oppenheim.


Nickinaihaus

Nickole Naihaus L.

Nickole Naihans L.


Foto 1: https://pixabay.com/es/photos/mujer-cl%c3%a1sico-desnudo-modelo-5425064/

Foto 2: https://pixabay.com/es/illustrations/chica-mujer-sra-dama-retrato-2675490/

Foto 3: Meret Oppenheim. Object. 1936. Fur-covered cup, saucer, and spoon; cup 4 3/8" (10.9 cm) diam.; saucer 9 3/8" (23.7 cm) diam.; spoon 8" (20.2 cm) long, overall height 2 7/8" (7.3 cm). Purchase. © 2016 Artists Rights Society (ARS), New York/Pro Litteris, Zurich https://www.coursera.org/learn/modern-art-ideas/supplement/OAFCU/slideshow


#arte #romance #historia #amor #surrealismo #romantico #amoroso #nickolenaihaus #nickolenaihans #nickinaihaus


450 visualizaciones5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Costilla

Lluvia

Tacones