El Banquete


Leo varias veces la dirección que está escrita en la tarjeta, para confirmar que en efecto este es el lugar a donde he sido invitada. Respiro profundamente y oprimo el timbre, una vez, dos veces, tres veces, nadie responde; miro a través de las ventas que se encuentran medio abiertas para comprobar si hay alguien en casa, pero no puedo ver mayor cosa porque todas las habitaciones tienen las luces apagadas. Justo cuando estoy dando media vuelta para regresar a mi apartamento, porque al parecer no hay nadie, la puerta principal se abre lentamente.


Espero unos segundos para que la persona que abrió salga a recibirme, pero esto no sucede, es como si la puerta se hubiera abierto sola:


- ¡¡¡Hola!! -Saludo desde el portón.

- ¿Hay alguien en casa? -Pregunto al no recibir respuesta.

- Hola... -Digo aventurándome dentro de la casa.


Una vez cruzo el umbral y doy algunos pasos, oigo la puerta cerrarse con fuerza detrás de mi, el ruido me toma por sorpresa y logra asustarme un poco. Respiro profundamente y reflexiono sobre si debo continuar mi recorrido al interior de esta morada o si mejor busco una manera de salir de la casa, el dilema dura poco una vez recuerdo la persona que me invitó a venir. Como puedo me animo a seguir mi recorrido en medio de telarañas y bichos, camino con sigilo, tratando de enfocar mi mirada en medio del oscuro corredor, luego de algunos segundos me detengo al chocar con algo peludo, bajo la mirada y un grito escapa de mis pulmones...


Es una rata muerta... parece que algún veneno la mató, porque está rodeada de sangre, trato de no pensar mucho en el asunto y como puedo salto por encima del cadáver del roedor. Aunque no veo muy bien, evito entrar en contacto con las paredes, porque al parecer están cubiertas con una sustancia viscosa y algunas arañas. A medida que avanzo por la casa puedo ver una instancia iluminada, con la esperanza de encontrarme con alguien camino un poco más rápido, ahora que estoy más cerca puedo reconocer la voz que está hablando.


- Como dicen tus novelas... el amor es para los valientes...-Creo que me susurra, dándome un poco aliento, mientras recuerdo las palabras que me dijo mi padre esta mañana, justo antes de comenzar el día de Halloween.

- Recuerda que todo lo de esta celebración es repugnante.

Y debo confesar que se ha quedado corto, justo antes de llegar al comedor puedo distinguir bichos, sangre, pedazos de pies y manos, todo parece sacado de una escena de CSI o para ser más exactos del exorcista, justo cuando creo que el apetito se me ha quitado, puedo ver un vampiro sexy sonreir:


- ¿Pensé que te gustaba esta fiesta? -Me dice mientras me saluda y me invita a sentar en una mesa iluminada con dos candelabros barrocos.

- Debí ser más específica, me gustan los dulces, los niños disfrazados y ...

- Oh, lo siento cuando planifique esto... -Me dice con cara de arrepentimiento...

- ¿Me estás diciendo que decoraste toda tu casa por mí? -Le digo con sorpresa.

- Quería hacer algo especial para ti...

- Pues déjame decirte que si el amor está en los pequeños detalles...-Comienzo a decir, mirando el esfuerzo titánico que tuvo que hacer para convertir su casa en una mansión del terror y al admirar la decoración de cada uno de los platos de comida...

.

- Entonces creo que me he quedado corto. -Me dice con una sonrisa que promete pequeños, medianos y grandes detalles.


Nickinaihaus

Nickole Naihaus

Nickole Naihans


#terror #romántica #amor #literatura #cuentos #historias #romance #nickinaihaus #nickolenaihaus #nickolenaihans #halloween #historias #miedo #susto #fiestadelos muertos #sorpresa #amoroso #chicklit #contemporanea


Carrusel de Fotos: El crédito va para mi amiga Kara.

633 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Huir...

Florero

Una vida