El relicario de la abuela...

Actualizado: 22 de nov de 2020


Unos ruidos que provienen del ático llaman mi atención, parece como si las tablas de madera del suelo estuvieran soportando el peso de alguien que camina sobre ellas, alguien que camina por toda la habitación, una persona que busca algo. Mi mente hace una revisión rápida acerca de quién puede ser la persona del ático, mi mamá no es, porque salió con mi padre a celebrar su aniversario de bodas o al menos creo que era su aniversario, hecho que descarta también a mi papá, eso y que odia buscar cualquier cosa en la casa, por eso siempre nos pone a cualquiera de sus hijos a hacerlo. Sigo oyendo el crujir de la madera, es un sonido que me inquieta, me cuesta trabajo pensar en quién puede estar rebuscando en medio de los recuerdos atesorados en el ático. Me levanto con cuidado de mi cama, procurando no despertar a mi hermanito menor que se ha quedado dormido viendo una película de dibujitos, mientras jugaba con su nuevo cachorro beagle. Salgo de mi cuarto y recorro el pasillo que hay desde mi habitación al cuarto del fondo, en búsqueda de mi hermana mayor, lo hago revisando los cuadros que decoran las paredes con las fotos de cada uno de nosotros, fotos de nuestros grados, de las fiestas de nuestros cumpleaños, además de otras celebraciones más, hasta llegar al portón del cuarto que busco. Puedo ver que mi hermana está por teléfono con alguien y que tiene las luces de su cuarto prendidas, gracias a que ha dejado la puerta entre abierta, con esto compruebo que la persona husmeando entre los recuerdos no es ella, quien acaba de regresar de hacer su postgrado en la universidad de sus sueños y está lista para asumir el cargo que siempre quiso, en la empresa familiar.

Sino es ella, ¿quién puede estar en el ático?, hace una semana mi madre, mi hermana y yo nos pusimos a la tarea de limpiar, recoger, empacar y donar los objetos que no usábamos y que pudieran serle útiles a otras personas; por eso no puedo entender quién y qué está buscando alguien allá arriba. Oigo un ruido de algo que se ha caído y decido que debo ser fuerte, debo averiguar lo que está pasando en el ático de mi casa.

Trato de aplacar el miedo, olvidar que en la mayoría de películas de terror los papeles secundarios mueren asesinados en el ático. Me digo que como yo soy la protagonista de mi película, eso me asegura la supervivencia, pero no me consuela el pensar que para hacerlo deberé matar a Jason, Chucky o quién sabe quien sea el alma maligna que vaga por mi ático. Con calma y de manera pausada, continuo mi recorrido hacia las escaleras que me llevarán donde se encuentra el protagonista de la película de terror que se está llevando a cabo en mi ático. Respiro hondo y me doy ánimo para llegar a las escaleras, tomo la linterna que mi madre ha dejado en la mesita, y comienzo a subirlas.

De verdad que no sé de donde saco el valor para enfrentar los ruidos, la más asustadiza de mi familia soy yo, de hecho mi novio se ríe de mi porque siempre que salimos de viaje, o que vamos a ver una película de misterio, él termina con el brazo destrozado por mi culpa, luego de que yo le pellizque, apriete y torture a causa de mis nervios con él. Oigo el crujir de una puerta que se abre, me digo que los fantasmas no tienen que abrir puertas, porque pueden atravesarlas, respiro profundo y cuento hasta diez. Uno… dos… tres… cuando voy a llegar al cuatro, alguien me agarra del pie, yo grito…

- ¡¡Tranquila!! -Me dice mi hermana, quien sube dos escalones y me agarra por la cintura antes de que salga rodando por las escaleras.

- ¡Me asustaste! -Le digo, una vez he recuperado la voz, ella me ayuda a sentar en la escalera, para que pueda recuperar un poco la calma.

- Si fuera Chucky, no te tomo del tobillo, te apuñalo, no has aprendido nada. -Me dice sonriendo.

- Pero si fueras Jason, la historia sería muy distinta, ¿no?.

- Creo que también te habría apuñalado, o en todo caso te habría tomado con más fuerza del tobillo, la necesaria como para arrastrarte escaleras abajo, para sí apuñalarte en una postura más cómoda.

- Gracias por la imagen mental, a ver quién duerme ahora.

- ¿No creo que fueras a dormir en el ático? -Me dice señalando la habitación.

- No señora.

- ¿Entonces?

- ¿No oíste los ruidos?

- Estaba al teléfono, pero seguro es Martín jugando con el nuevo cachorro.

- Ambos están en mi cama durmiendo. -Le digo señalando mi cuarto.

- Ok, entonces debe ser otra cosa.

- No me digas.

- Si te digo, como te digo que estoy segura que no es Freddy Krueger, porque estamos despiertas las dos.

- A veces eres tan graciosa que no entiendo porque te dedicaste a la comedia.

- Por que me gusta la ciencia y la lógica, así que aunque ha sido una gran perdida para los teatros, el no haber explotado mi talento en la comedia, el rigor científico me exige continuar con tu investigación. Ahora si me permites preguntarte, porqué no me llamaste para acompañarte.

- ¿Para que mueras por mi culpa?

- Pero ¿de qué estás hablado?

- Si no eres la protagonista en mi película, estás en peligro de morir a manos del psicópata que esté en nuestro ático.

- Tu cerebro actúa de maneras misteriosas… De acuerdo a la lógica de tu anterior declaración, me permito decirte que como soy la protagonista en mí película y en esta escena estoy apoyando a mi hermana asustadiza, ¿quieres que suba contigo a ver quién está en el ático?

- No entiendo como puedes estar tan tranquila, cuando podemos tener al payaso de IT en el ático de la casa.

- Porque soy científica y estoy segura de que hay una explicación lógica a los ruidos que provienen del ático, así que si me entregas la linterna y me das paso, te puedo acompañar a solucionar el misterio. -Una vez hago lo que me dice, la sigo escaleras arriba.

Con el corazón en la boca y el pulso a mil, me detengo a mitad de la escalera esperando a que ella abra la puerta, lo que hace de manera pausada, no sé si con la intensión de que me de un síncope o si es porque ella no está tan segura de su explicación lógica.

- ¡¡¡No me lo puedo creer!!!- Dice en un tono que no puedo reconocer, miedo, no, tristeza, tampoco, es otra emoción. ¿Qué es lo que no se puede creer?, ¿quién está del otro lado de la puerta?, ¿qué es lo que ve con curiosidad mi hermana?.

- ¿Qué es?, ¿Qué no puedes creer?, dime ¿qué estás viendo? -Le increpo impaciente.

- Algo sorprendente que creo que es para ti, no, de hecho estoy segura de que es para ti. -Con esa frase baja las escaleras, pasa con cuidado por mi lado y me entrega la linterna.

- Pero… pero… -No entiendo qué me quiso decir. Al comprender mi sorpresa se voltea y me dice.

- Como dice ese libro romántico que tanto te gusta “el amor es para los valientes”. -Y con una sonrisa se retira a mi cuarto cerrando la puerta con seguro.

Estoy segura de que mi hermana no me expondría a peligro alguno, por lo que subo al ático, aun nerviosa, pero ahora no tengo tanto miedo. Escalón tras escalón me pregunto que habría visto mi hermana para irse con una sonrisa en la cara, ahora que estoy a un escalón de la puerta, reúno todo el valor que me es posible y trato de ignorar a mi corazón se acelera. La incertidumbre por saber si es Chucky, Jason, Annabelle, o quien sabe qué demonio me espera del otro lado del portón, no me deja respirar, con cuidado me acerco a la entrada de la escena principal de la película, enciendo la linterna y justo cuando voy a enfocar a la estancia, la luz de ático se enciende y me llevo la sorpresa de mi vida. Al fondo de la habitación puedo ver un letrero que dice…


¿Quieres casarte conmigo?, justo encima de mi novio, quién además de tener una cajita con lo que are es una anillo de compromiso, también tiene una mesa para dos decorada con exquisito gusto y el relicario de mi abuela, el mismo que le dio mi abuelo antes de pedirle matrimonio…


fofo: https://fashionterras.com/products/blucome-love-heart-red-pocket-watches-for-women-sweater-vintage-turkish-pendant-necklace-bronze-quartz-pocket-watch-necklaces?utm_source=pinterest&utm_medium=social


#misterio #historia #cuento #terror #divertido #nickinaihaus #historia #cuento #novela #creatividad #nickinaihaus #romance #romantico #amor #lectura #literatura #misterio #amoroso #cariño #historias #novela #creatividad #nickinaihaus #nickole #naihans #naihaus #creativo #romance

Nickole Naihans L

Nickole Naihaus L

Nickinaihaus

134 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La cita

El Anillo

Formulario de suscripción

©2020 por nickinaihaus. Nickole Naihaus/ Nickole Naihans L.