Halloween Horror...


Es una noche oscura y de luna llena, el vecindario se ve espeluznante, con telarañas, monstruos, calabazas, espantapájaros, lápidas, personajes bizarros con deformaciones, dientes podridos, jorobas; mansiones embrujadas, elementos propios de Halloween que hacen parte del paisaje. Las personas caminan expectantes, podría decirse que hasta ilusionadas por las calles, al compás del sonido de las bandas sonoras de famosas películas de terror como Viernes 13.

Yo he venido en compaña de mis amigos, por lo que no me siento tan asustada como pensé que estaría, la verdad es que a mi me gusta más la parte tierna del Halloween, los dulces, los niños disfrazados de sus personajes favoritos, las tortas, magdalenas, galletas y bizcochos decorados. Pero, en el espíritu de probar nuevas experiencias decidí aceptar la invitación de mis amigos.

Me detengo a ver uno de los puestos de comida y tanto las descripciones de platos con nombres como caldero hechizado, acompañadas de las fotos creativas de esqueletos algo repulsivos, me han quitado el apetito. Cuando regreso para hablar con un de mis amigos, me doy cuenta que esta distracción ha hecho que me separe del grupo, por lo que el encontrarme sola en medio de tantas cosas horripilantes, comienza a generarme aprensión y un poco de ansiedad, respiro varias veces, busco mi celular pero infortunadamente se ha quedado sin pila, por todas las fotos que he tomado. Sin más que hacer reanudo mi camino con la esperanza de reencontrarme con mi grupo.

Camino rápido, trato de no mirar a los lados, pero sin querer me estrello con una espalda gigante, cubierta por una camisa de rallas. Le pido disculpas y cuando se voltea, puedo ver la cara de un payaso con una sonrisa aterradora, casi sin dientes y los que le quedas están podridos. Me asusto, por lo que trato de esquivarlo y en medio del esfuerzo para salir de esa situación, me encuentro de otro lado de la calle un espantapájaros horroroso.

.

Decido salir del tumulto y entrar en una casa embrujada, una que al menos no tiene personajes repulsivos a la vista. Una vez a dentro, varios hombres me miran con extrañeza, no entienden porque he comenzado a respirar de manera acelerada, si se supone que todos hemos venido de manera voluntaria a ser asustados. Trato de ignorar a todos los espectadores y comienzo a caminar despacio, puedo oír el sonido de pequeños animales recorrer la en la sala, puedo ver las sombras de algunas cucarachas y otros bichos más grandes, camino con cuidado, no quiero tropezar con algo desagradable, pero justo mientras pienso eso, de la pared y sin aviso alguno salé una mujer deformada por una enfermedad, que me grita de manera estridente.


Me paralizo del susto y no puedo respirar bien, me agacho y me abrazo las piernas, veo a mi al rededor y reconozco que estoy en medio de animales desagradables, mujeres convulsionando y lo que parece ser un par de cadáveres de personas muertas por algún tipo de infección producida por los bichos.


Temblando del miedo, la desesperación y el asco, busco un rincón poco transitado y me siento a llorar, la verdad es que pensé que podría enfrentar esta fiesta, pero el miedo me desespera, trato de no hacer ruido mientras lloro. Siento que alguien se sienta a mi lado, no dice nada, no me habla, por lo que levanto la cabeza para ver quién es, pero el hombre trata de esconder su rostro:

- Sé que estás asustada, pero debes tratar de respirar, no quieres que te de un ataque de pánico. -Me dice tratando de calmarme.

- Pensé que ya lo estaba teniendo. - Le digo mientras sigo respirando muy rápido.

- Me llamo Jack.

- ¿Como el destripador? -Mi comentario le hace reír.

- ¿Cuál es tu nombre? -Me pregunta.

- Silene.

- Silene, ¿Puedo coger tu mano? -Yo asiento y el me toma con suavidad una de las manos.

- No, estás asustada, algo desesperada, pero no has entrado en pánico. -Me dice mientras aprieta mi mano tratando de darme tranquilidad, algo que está funcionando..

- ¿Por qué escondes tu cara? -Le pregunto con curiosidad.

- Porque hago parte de los actores de la casa y no quiero asustarte más.

- No creo que sea posible y la verdad es que me gustaría ver la cara de la persona que me está auxiliando.


En ese momento alguien lo llama, un hombre con los órganos del abdomen por fuera:

- Jack, ¿ella está bien? -Le preguntan.

- No, está aterrada, temblando y fría. - Le responde.

- ¿Quieres que llame a seguridad? -La pregunta me altera, lo último que quiero es que intervenga seguridad.

- Tranquila, lo hacen para que te puedan escoltar fuera de la fiesta sin que tengas que exponerte a los actores y bueno todo lo demás. -Yo agarro su mano y le digo.

- Sé que no me conoces, pero me gustaría que siguieras acompañándome. -Él se quita las prótesis de la cara, las cuales parecen emular restos de un rostro comido por bacterias, me mira con unos preciosos ojos azules a la cara y me dice.

- Gracias por pedirme que lo haga, igual planeaba acompañarte y cuando estuvieras recuperada pedirte una cita. -Oigo algunas maldiciones y susurros exasperados de algunos hombres, pero dejo de prestar atención a lo que pasa cuando Jack me levanta del suelo;:

- Vamos a salir de aquí, así que trata de concentrarte en mí solamente. -Me dice mientras comienza a caminar conmigo en sus brazos.

- ¿Por qué haces esto? -Le pregunto.

- Porque estabas asustada y porque no quería que algún idiota se aprovechara de ti.

- ¿Idiota?

- Los hombres te estaban mirando porque querían acercarse a ti para pedirte una cita. Prueba de ello es que estuvieran oyendo nuestra conversación y terminaran frustrados porque saliste conmigo. -Me dice mientras dejamos la mansión.

- Dudo que notaran mi presencia o que recuerden lo que estaba diciendo en medio de una mansión embrujada repleta de cosas repugnantes. -Le digo tratando de ignorar los los gritos y demás cosas que están pasando a nuestro alrededor.

- No recordarán lo que dijimos, pero sí recordarán lo que haremos. (1) -Me dice una vez fuera de la fiesta, con una sonrisa que hace que quiera cumplir esa promesa.


Nickinaihaus

Nickole Naihaus

Nickole Naihans


(1) Cita de "La Matanza en Texas: El Origen":


#terror #romántica #amor #literatura #cuentos #historias #romance #nickinaihaus #nickolenaihaus #nickolenaihans#halloween #historias #miedo #susto #fiestadelos muertos #sorpresa #amoroso #chicklit #contemporanea













628 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Huir...

Florero

Una vida